jueves, noviembre 24, 2005

Butch Hancock

La vida en Lubbock, Texas, me ha enseñado dos cosas. Una es que Dios te ama y vas a quemarte en el infierno. La otra es que el sexo es la cosa más horrible y sucia sobre la faz de la tierra por lo que debes reservarlo para alguien a quien ames".

sábado, septiembre 24, 2005

Daniel Santoro

¿Cuántos millones de muertos dejó la Revolución Rusa? ¿Veinticinco millones? Creo que nos quedamos cortos. ¿Eso para qué sirvió? Para que abrieran un Mc Donald's en la esquina de la Plaza Roja.

domingo, julio 10, 2005

Roberto Fontanarrosa (en Inodoro Pereira)

Con la verdá no ofendo ni temo. Con la mentira zafo y sobrevivo,Mendieta.

Woody Allen

Me aseguran que voy a seguir viviendo siempre en el corazón de mis seguidores. Pero yo preferiría seguir viviendo en mi casa de Manhattan

viernes, junio 10, 2005

Las Termópilas

"Caminante que pasas por las Termópilas, ve y dile a los espartanos que aquí hemos muerto por cumplir sus leyes"
El rey Leónidas y trescientos espartanos resistieron el ataque persa, permitiendo replegarse a los ejércitos griegos. Los trescientos murieron; pero se dice que mataron a más de veintemil persas...

María Esther de Miguel

No me imagino al Sargento Cabral, mienras agonizaba en San Lorenzo, diciendo "Muero contento, hemos batido al enemigo". Seguramente pensaría: "La puta, por qué me tocó a mi ..."

Hernán Rivera Letelier

Un verano, la Universidad de Antofagasta organizó cursos abiertos. Rivera buscaba un lector y se anotó. El profesor era un crítico de la ciudad y le dijo que bueno, que llevara lo suyo y él le daría una opinión. "Pasé en limpio mis mejores cosas y se las llevé al otro día. Esa noche no pude dormir. Al otro día llegué a clase de los primeros. 'Mira -me dijo-, tus poemas no están mal. Pero hay unas palabras que no son poéticas. Por ejemplo, la palabra silicosis.' Chucha -dije-, mi taita murió de silicosis. Si yo no puedo usar la palabra silicosis en un poema...¿pa'qué mierda me sirve el poema?¿Para qué sirve la poesía si no puedo nombrar la palabra con la que murió mi viejo, silicosis?", pregunta, subiendo un poco el volúmen. Lo pregunta en el pasado y en el presente, con los ojos oscuros abiertos hacia sus interlocutoras.

Adolfo Bioy Casares

En tal sentido, si mis fuentes son veraces, Buster Keaton, el actor cómico, tuvo una muerte ejemplar. Alguien, junto a su cama de enfermo, observó: "Ya no vive". "Para saberlo, -respondió otro- hay que tocarle los pies. La gente muere con los pies fríos." "Juana de Arco, no", dijo Buster Keaton, y quedó muerto.

Alejandro Dolina

Tengo mala memoria, pero confío en ella; lo que me transforma en un soberbio pelotudo.