viernes, junio 10, 2005

María Esther de Miguel

No me imagino al Sargento Cabral, mienras agonizaba en San Lorenzo, diciendo "Muero contento, hemos batido al enemigo". Seguramente pensaría: "La puta, por qué me tocó a mi ..."

No hay comentarios.: