martes, junio 05, 2012

John Huston

Se ha discutido demasiado sobre el sentido último de Moby Dick, al que se prefiere considerar como un libro secreto, enigmático. Para mí se trata, negro sobre blanco, de una gran blasfemia: Ahab es el hombre que ha comprendido la impostura de Dios, ese destructor del hombre, y su búsqueda no tiene más sentido que el de enfrentarlo cara a cara. 

No hay comentarios.: