lunes, marzo 25, 2013

Harry Truman

Mis vocaciones en la vida siempre fueron ser pianista de una casa de putas o ser político. Y para decir la verdad, no existe gran diferencia entre las dos

No hay comentarios.: